Bodegas Félix Sanz nace en 1934 dedicando su esfuerzo a crear una gama de vinos únicos y distintos.

Nuestra filosofía se basa en vivir la magia del vino con intensidad, haciendo unos caldos de forma única y personal, respetando la libertad de expresión de cada uno de ellos, siendo nuestros vinos y el equipo humano de esta empresa nuestra principal identidad.